Noticiario Centro de Andalucía

Centro de Andalucía

Atarazanas: un ambicioso y difuso contenedor cultural

Posted by Noticiario centro de Andalucia en 20/12/2014

El edificio acogerá, con el apoyo de La Caixa, un centro de diálogo con América

ANDALUCIA/INTERNACIONAL

 Susana Díaz invita al alcalde a formar parte del proyecto para agilizar la rehabilitación. El proyecto no cuenta aún con fecha definitiva de inauguración

Las viejas y fabulosas Atarazanas siguen resistiendo con los siglos después de haber sido el lugar donde se reparaban los barcos heridos de ultramar, almacén de pescaderías, muladar, cárcel de la nobleza, fábrica de artillería y hasta centro de tallaje de reclutas del Ejército. Luego, cuando la Junta de Andalucía lo adquirió en 1993, entró en un larguísimo sueño convirtiéndose en un monumento incomprendido, un incómodo cajón para los gestores políticos.
Su futuro parecía el incierto destino de los lugares hermosos, pero pesadamente históricos. Todo se truncaba:el proyecto de ser sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, como efímero contenedor de la desaparecida Biacs (Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla), como centro multiusos en tiempos de la consejera de Cultura Carmen Calvo y luego el Caixafórum, proyecto que tampoco pudo ser por culpa del fuego cruzado entre las instituciones. El resultado:más de veinte años de incertidumbre en un lugar deteriorado, tocado por el paso del tiempo y la ruina.
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, pidió ayer disculpas por todo eso y presentó el proyecto «Atarazanas: un espacio de diálogo con América», que no se sabe si será un nuevo episodio de humo y metáforas grandilocuentes, pero que al menos parece que permitirá la rehabilitación definitiva de esta joya patrimonial y su adaptación como espacio cultural con el eje temático de la relación entre América y Andalucía.
Susana Díaz, consciente de que sobrevolaba en la mente de todos el sueño frustrado del Caixafórum, se excusó por los avatares y las indefiniciones que ha sufrido este espacio fundado por Alfonso X en el siglo XIII. «Pido disculpas a los ciudadanos por tanta demora a la hora de dar un destino a la altura de este edificio histórico. Han pasado más de dos décadas desde que la Junta lo adquirió al Ejército y, con más o menos acierto, se han intentado cosas. Pero les garantizo que hoy asistimos a la botadura del último y definitivo proyecto de las Aratazanas», explicó corrigiendo así a todos los que antes que ella propusieron un destino a las Atarazanas y descubriendo que las esbeltas arcadas mudéjares del edificio daban cierto tono épico a su voz campanuda.
Este nuevo proyecto rescinde el contrato anterior con La Caixa, que trasladó su Caixafórum a la Torre Pelli. Así que tras la guerra y los pulsos entre la Junta y La Caixa, además de con el Ayuntamiento de Sevilla, había que poner en escena el nuevo territorio de paz. Así que toda la potencia de la cultura se utilizó para presentar en público estas nuevas Atarazanas con la firma del contrato entre los nuevos socios.
El proyecto no cuenta aún con fecha definitiva de inauguración
En una cuidada y casi escenográfica puesta en escena firmaron el nuevo contrato la Junta como propietaria del edificio con el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Luciano Alonso;el director general de la Fundación La Caixa, Jaume Giró, y el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido. Una rúbrica ante la atenta mirada de los dos cómitres del acto:la presidenta Susana Díaz e Isidro Fainé, presidente del grupo La Caixa.
El responsable de la reforma y adaptación cultural de las nuevas Atarazanas vuelve a ser el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, que ha mantenido varios aspectos de su proyecto inicial para el Caixafórum -como el espacio de plaza pública-, pero ajustándose al nuevo presupuesto. La Caixa se ha comprometido a invertir 10 millones de euros para la rehabilitación y conversión de las Atarazanas en un nuevo equipamiento cultural. La Fundación Cajasol gestionará el centro durante los veinte años que dura la nueva concesión administrativa e invertirá 400.000 euros anuales para la programación. Y la Junta aportará recursos y contenido expositivo.
Y, como todo lo que se presentó no es más que un proyecto -eso sí, bienintencionado- se intentó adornar con cultura: coreografías de flamenco contemporáneo con varios bailarines del Centro Andaluz de la Danza y actuación de la Orquesta
Joven de Andalucía con un repertorio dedicado a músicas de ida y vuelta, leitmotiv de estas Atarazanas para el diálogo americano con el que se intenta recordar la relación del edificio con el Nuevo Mundo.
Susana Díaz insistió en evocar esta memoria ultramarina recordando que de esta Sevilla partió la primera imprenta a América. También citó a Nebrija y hasta a Ítalo Calvino consciente de que hablaba para el escéptico mundo de la cultura que no puede evitar sospechar del nuevo proyecto tras tantos años sin certezas.
Faltó compromiso más allá de la palabra, ya que no se citó fecha para la inauguración. Todo un clásico. Ahora que se ha aprobado la nueva concesión administrativa a partir del proyecto básico, se iniciará la tramitación necesaria para emprender el proyecto ejecutivo e iniciar los trabajos.
Y en este asunto administrativo de lentitudes burocráticas previsibles será necesaria la colaboración del Ayuntamiento de Sevilla. De hecho, después de que La Caixa descartara las Atarazanas como sede de su Caixafórum, la Junta acusó al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, de haber provocado el episodio por la tardanza a la hora de conceder la licencia de obra. Y es que el Ayuntamiento había manifestado sus reservas por considerar que el proyecto afectaba a las estructuras del edificio histórico.
Sin embargo, el pasado jueves Zoido aprovechó para proponer su participación en este nuevo proyecto aportando incluso fondos al considerar que este plan es «muy respetuoso» con el monumento. Susana Díaz recogió el guante dirigiéndose al alcalde presente en el acto. «La colaboración será necesaria con el Ayuntamiento para facilitar los trámites del proceso de rehabilitación. Le invitamos a formar parte de este proyecto que necesita de la implicación de todos», aclaró sellando así la paz -al menos en apariencia- con la institución con la que han mantenido esta guerra de las Atarazanas.
Vázquez Consuegra, tras su decepción por el frustrado Caixafórum en las Atarazanas, detalló algunas claves de la nueva intervención que, como valor principal, será la rehabilitación definitiva de un edificio en peligro. En cuanto a la adaptación como espacio cultural, la propuesta partirá de un principio de mínima intervención que garantice la conservación. Se conservará la espacialidad de la planta baja pero evitando compartimentaciones y se minimizará el espacio construido.
Este cajón cultural contará en la planta baja con el Espacio Multiusos Atarazanas para albergar conciertos, teatro, danza, conferencias o presentaciones de libros. Una novedad será la incorporación de un espacio de recepción e interpretación a modo de lectura histórica del edificio en la zona de cabecera en la planta baja.
En la buhardilla se podrá ver una gran exposición permanente centrada en el intercambio cultural de la historia entre América y Andalucía como eje temático de estas nuevas Atarazanas.
En un vídeo de presentación se mostró -aunque con la vaguedad de lo que aún está por hacer y demostrar- las Atarazanas que servirán como puente para el mestizaje entre América y Andalucía. Se aprovecharán sinergias con instituciones culturales y universidades americanas convirtiendo el lugar en un símbolo y en «un equipamiento cultural de referencia en el ámbito hispano».
Pero el vídeo de promoción sólo reúne futuribles e imágenes rescatadas de diversas actividades culturales en Andalucía y América dejando una sensación de amalgama con cierto aire de ‘gazpacho criollo’.
La presidenta de la Junta insistió en la necesidad de liderar este diálogo con América. «Este proyecto devuelve el protagonismo a Sevilla tan vinculada con América y encontando caminos nuevos de progreso».
La presidenta también aprovechó para recordar las fechas americanistas inminentes como el año 2017 en el que se celebrará el tercer centenario del paso de la Casa de la Contratación de Sevilla a Cádiz que consiguió así el monopolio comercial con América. Por cierto, fecha funesta para Sevilla porque fue la que lo perdió en favor de Cádiz. O la efeméride de 2019 con los quinientos años de la gesta de Magallanes, que culminó Juan Sebastián Elcano, de dar la primera vuelta al mundo. Susana Díaz también añadió que la Fundación Atarazanas estará presente en estas actividades conmemorativas.
No se sabe cómo culminará este proyecto para las nuevas Atarazanas en cuyos sustratos arqueológicos se puede leer la Historia de la ciudad, pero ayer se intentó escribir una nueva página de un cuaderno de bitácora que arrastra ya muchos cambios de rumbo, naufragios y crónicas de naves varadas. La historia de una vieja galera herida por las tormentas de la política y la desidia.

Noticia original: Diario elmundo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: