Noticiario Centro de Andalucía

Centro de Andalucía

Cantar como dios

Posted by Noticiario centro de Andalucia en 10/01/2015

La Conferencia Episcopal premia a un onubense por sus canciones de carácter espiritual

ANDALUCIA/ INTERNACIONAL

En sus 24 años de carrera, este director de un instituto de Cádiz ha publicado 11 discos

 
Nico Montero aparece en el hall del instituto que dirige en Cádiz. Viste moderno: vaqueros y jersey de tonos grises que acompaña con una chupa de cuero marrón, como si tuviera que cultivar su vestimenta de cantautor. Desde hace un mes a este profesor de Filosofía no se le borra la sonrisa del rostro, cuando conoció que la Conferencia Episcopal le había concedido el Premio ¡Bravo! 2014 en la categoría musical por su trayectoria como compositor y cantante. También, como él dice, “por ayudar a difundir el mensaje de Dios” en cada una de sus letras.
“Cuando me llamaron desde Madrid me sorprendió mucho. Nunca pensé que se fijaran en mí para darme ese galardón”, cuenta en la mañana de este viernes desde su despacho en el instituto Fernando Aguilar de la capital gaditana, ciudad a la que llegó junto a sus padres hace tres décadas. El ¡Bravo!, -salvando las distancias, el Operación Triunfo de la Iglesia Católica en España- es un premio que la Conferencia Episcopal empezó a conceder en 2004. Existen nueve categorías y en años anteriores obtuvieron el mismo galardón que ahora Nico Montero el Orfeón Donostiarra o la cantante de ópera Montserrat Caballé. “Para mí es un lujo figurar en un listado de nombres tan importantes -subraya-. Aunque yo siempre he ido a la mía y no le he prestado mucha atención a estas cosas”.
Montero, de 44 años, casado y con cuatro hijos, comenzó a componer canciones a los 13. Criado en el seno de un matrimonio “muy creyente, solidario” y ligado a los Salesianos de Huelva y de Cádiz, el chico pronto comenzó a escribir letras “que buscaban transformar la sociedad, siempre con un claro mensaje cristiano y ancladas en la fe”. Así fue hasta cumplir los 20, cuando “con un buen manojo de canciones” se presentó a un festival de música cristiana en Barcelona. Ese fue el trampolín, dice, que le sirvió para lanzarse al mar de la música.
Hoy, tras 24 años de carrera, Nico Montero ha publicado 11 discos, descargables de manera gratuita en su web (www.blog.nicomontero.com), y lleva a sus espaldas más de 1.000 conciertos, con la particularidad de que todos los beneficios de sus trabajos, “cada euro que se recauda”, se destinan a proyectos solidarios. “Yo me gano las papas dando clases”, sostiene. “Lo otro sólo es una afición que me sirve para tratar de hacer un mundo mejor”. El dinero que ha obtenido en todo este tiempo ha servido, entre otros, para financiar una escuela taller en un barrio deprimido de Tánger o para luchar contra la desnutrición infantil en países de África y Latinoamérica.
[… Sólo soy una pobre guitarra, unas cuerdas sensibles, llenas de tensión. Soy una pobre canción, inspirada y atrevida que se pierde en una oración…]
Este cantautor, licenciado en Filosofía y Teología, asegura que siempre ha tenido la necesidad de trabajar y dedicar su tiempo “a la gente que lo pasa mal”, de ahí a que en sus años de universitario en Granada dedicara sus fines de semana, “cuando los jóvenes salen de fiesta”, a ayudar a “familias gitanas en problemas” del barrio de Almanjáyar, una zona muy deprimida de la ciudad.
En la actualidad, Nico Montero compagina su responsabilidad en la dirección de este instituto, donde recibe a EL MUNDO.es, con su vocación de ayudar al prójimo. “Lo llevo como puedo, arañándole segundos al reloj. Pero me da hasta para ir una hora al gimnasio de lunes a jueves”, cuenta con cierta sorna este cantautor, que suele dedicar las noches, “cuando los hijos duermen”, a componer.
Y parece que no se le da nada mal: en 2003 cantó en Madrid ante un millón de personas por la visita de Juan Pablo II a la capital de España; en 2011 inauguró las Jornadas Mundiales de la Juventud en un escenario junto a la Cibeles, y este año le han concedido un disco de oro por haber alcanzado las 60.000 copias vendidas de sus publicaciones. Hoy en día Montero se encuentra escribiendo su quinto musical y preparando próximos conciertos en solitario y junto a su banda, la Low Cost Band, con la que ha tocado en parroquias, cárceles -“donde hay que insuflar optimismo”-, universidades, pubs o teatros de todo el país.
[…No vamos solos, no señor, a tu lado no hay temor, vienes con nosotros hasta el fin. Cristo alienta nuestra voz y sostiene nuestra fe, arraigado y firme en su amor…]
Sentado en su despacho a puerta cerrada, mientras procedente del pasillo se escucha el ir y venir de adolescentes y el sonido de la sirena que señala un cambio de clase o el final del recreo, Montero, que es capaz de amoldarse al pop o al rock, cuenta que, una vez terminadas las vacaciones navideñas, ya prepara los conciertos que ofrecerá en 2015, un año “atareado”.
En enero visita Pamplona, Vitoria, San Sebastián y Huelva. Entre marzo y abril realizará una gira por EEUU que le llevará a Nueva York y a Indianápolis. En abril irá a Ceuta, en junio a Guadalajara y ya en septiembre volverá a cruzar el charco para visitar La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, ciudades de Bolivia. “Pienso seguir haciendo esto hasta que mi cuerpo aguante. Sin ganar ni un duro, las experiencias que me llevo me han aportado mucho más que si hubiera cobrado dinero para vivir de esto. De eso estoy seguro”. Luego, ya fuera del despacho, estrecha su mano y vuelve a enfrascarse en su tarea educativa. Rara avis este Nico Montero.

Noticia Original: Diario El Mundo Andalucia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: