Noticiario Centro de Andalucía

Centro de Andalucía

En Andalucía hay niños que siempre han estudiado en Caracolas

Posted by Noticiario centro de Andalucia en 18/01/2015

Más de 8.700 alumnos dan clases todavía en este curso en módulos prefabricados

ANDALUCIA/INTERNACIONAL

Las aulas prefabricadas forman parte inseparable del paisaje escolar de Andalucía.

Durante este curso más de 8.700 alumnos dan clase en alguna de las 325 instalaciones provisionales repartidas por 174 colegios e institutos de la Comunidad. Los retrasos de los proyectos de construcción o ampliación de algunos centros pendientes y la burbuja demográfica registrada en el cinturón metropolitano de ciudades andaluzas han provocado que una solución puntual se enquiste y perdure durante lustros.
Los recortes presupuestarios se han cebado con las comunidades educativas de Málaga y Sevilla
Los datos oficiales de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, a los que ha tenido acceso ABC, revelan la proliferación de módulos escolares que llevan en pie más de una década. Generaciones enteras de alumnos han cursado toda su educación obligatoria en caracolas. No han conocido nunca un aula de ladrillo.
El récord de antigüedad lo tiene el colegio Marqués de Santa Cruz en El Puerto de Santa María (Cádiz), que alberga tres caracolas desde enero de 1995. Se acaba de cumplir el vigésimo aniversario.
El nombre popular es producto de una sinécdoque, que toma de la empresa suministradora, Dragados Caracola, cuya fábrica se encuentra en Las Cabezas de San Juan (Sevilla). Pero el informe proporcionado al grupo parlamentario del PP demuestra que el de este colegio no es un caso aislado.
Sin salir de la provincia de Cádiz, donde existen 40 barracones, los institutos de Enseñanza Secundaria (IES) Asta Regia y Francisco Romero Vargas, en Jerez de la Frontera, mantienen una caseta de obra cada uno que hace las veces de escuela desde 2000. El IES Caballero Bonald, en la misma localidad, cuenta con otro desde octubre de 2001, mucho antes de que la crisis esquilmara las cuentas públicas y obligara a meter en la nevera las maquetas de las nuevas infraestructuras. En los tres casos la Consejería justifica la instalación por «incrementos de escolarización», un eufemismo con el que admite con disimulo que se ha visto desbordada ante un déficit de plazas estructural.
Brotan como setas
Se han cerrado aulas prefabricadas durante este curso en algunos municipios, pero han brotado como setas en otros. El inventario de la Junta, que responde a una pregunta formulada por la portavoz de Educación del PPen el Parlamento andaluz, Marifrán Carazo, está plagado de ejemplos.
En Bujalance (Córdoba), el IES Antonio María Calero cuenta con dos aulas prefabricas desde 2006. La Junta explica esta solución provisional aludiendo al Plan de Oportunidades Laborales de Andalucía (OLA), un paquete de mejoras colegios e institutos que ya está caducado, y a «la programación de obras y construcciones 2014/15».
Es el mismo motivo que esgrime para justificar la instalación de 44 caracolas en centros de Granada, como las tres que existen en el IES Aricel, en Albolote, desde 2005 [pendiente de la construcción de un centro] o las diez aulas provisionales que persisten desde 2004 en el colegio Nuestra Señora de los Remedios, en Vegas del Genil.
En la geografía onubense funcionan 18 módulos prefabricados en doce centros educativos. Uno de los más antiguos se halla en el colegio Las Viñas, de Bollullos Par del Condado, desde 2009. En la provincia jiennense sólo hay dos por «incrementos de escolarización», pero se remontan a 1998 en el Colegio Público Rural Alto Guadalquivir, en Coto Ríos, y a 2001 en el Colegio Virgen de la Fuensanta, en Huelma.
Recortes en Educación
Los recortes presupuestarios se han cebado con las comunidades educativas de Málaga y Sevilla, que cuentan con 71 y 60 barracones, respectivamente, diseminados por 70 centros. En la provincia malagueña, los más longevos están en el IES Jacaranda, en Churriana (2007); el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Ramón Lago, en Cancelada (2006) y el CEIP San Luis de Sabinillas, en Manilva (2005).
En el territorio sevillano se llevan la palma el IES Caura, de Coria del Río, que cuenta con dos aulas desde 2004 y 2005; el CEIP Nuestra Señora del Carmen, en Esquivel (con tres desde 2003), y el CEIP Padre Manjón, en Bormujos, que tiene tres, el más antiguo desde 2005.
En su respuesta a una pregunta anterior formulada por el PP, el departamento que dirige el consejero Luciano Alonso precisó el pasado 20 de octubre que la ratio de alumnos en las caracolas «es la misma que en las aulas ordinarias»: 25 escolares para Infantil y Primaria y 30 en Secundaria.
Educación, que ha rehusado detallar la antigüedad de los módulos ante las reiteradas peticiones de ABC, salvó las carencias en su réplica al PP argumentando que los equipamientos modulares representan «menos del 3 por ciento del total de los colegios andaluces» y que «reúnen las condiciones necesarias para acoger las funciones educativas que se desarrollan en las instalaciones habituales».

Noticia original: Diario ABC Andalucia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: