Noticiario Centro de Andalucía

Centro de Andalucía

«Podemos se tiene que convertir en una herramienta más democrática, pero lo primero es echar al PP»

Posted by Noticiario centro de Andalucia en 15/11/2015

Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos en Andalucía, escenifica su apoyo al candidato oficialista, Alberto Montero, en pleno debate sobre el papel de las bases en el partido

ANDALUCIA/INTERNACIONAL

Teresa Rodríguez se sabe protagonista del debate que se ha generado en el seno de su partido, y asume el papel con unas tablas adquiridas a marchas forzadas y en apenas un puñado de meses.

Más cercana a las bases y a los que dieron forma al proyecto desde las plazas del 15-M, también es consciente de que su condición de líder regional la coloca en una posición de complicado equilibrio con las tesis oficialistas. En esa estrategia de dar una de cal y otra de arena, Rodríguez se reunió ayer con los círculos «para escucharlos», pero también escenificó su apoyo al candidato local Alberto Montero, afín a Madrid y a los de Pablo Iglesias.
–Tres campañas en un año. ¿Cómo lo afronta?
–Con mucha energía porque es la cita final. Nacimos con el convencimiento de que era necesario romper con el ciclo del bipartidismo en este país para no seguir el camino que habían diseñado las instituciones europeas para nosotros en términos de austeridad y de recorte de derechos; y sabemos que el momento es ahora. Hay un paquete de medidas en Bruselas que nos están esperando para 2016 y si no conseguimos un gobierno capaz de negociar en favor de los suyos lo vamos a tener muy complicado.
–Para un político que casi acaba de empezar será también un reto desde el punto de vista personal
–¡Parece que han pasado diez años desde que nació Podemos! Lo vivo sintiéndome protagonista de un momento de la historia que es muy importante y que nos ha colocado aquí. Los que llevamos mucho tiempo movilizándonos y participando en colectivos sociales hemos encontrado una herramienta que nos permite proponer alternativas y entrar en los espacios de quienes firman el BOJA y el BOE, que se han encontrado muy cómodos hasta ahora.
–¿No le preocupan las encuestas, que constatan una pérdida de músculo en Podemos?
–Los datos de los encuestas envejecen muy rápido. Nosotros no lo valoramos ni echábamos las campanas al vuelo cuando a Podemos lo convertían en el primer partido en intención de voto el pasado mes de enero, porque el panorama es muy cambiante. Por ejemplo, para mí sí es relevante ese 30% de personas que dicen en las encuestas que aún no saben a quién van a votar. El juego está abierto.
–Una de las causas de ese desencanto hacia Podemos está en que el partido ha dejado de mirar a las bases. ¿Está de acuerdo?
–Las críticas siempre han estado presentes, y guardan relación con un debate razonable entre la necesidad de poner en marcha una organización política cohesionada, y con los mejores técnicos de cada área, y la necesidad de aprovechar todo lo que el 15-M nos dejó. Es un equilibrio precario entre las dos cosas, y la síntesis de ambas es la ideal.
–¿Y usted de qué parte está?
–Estamos los que tiramos en la dirección de que es fundamental recuperar las bases de la iniciativa y otros compañeros que están en la necesidad de contar con perfiles adecuados que garanticen solvencia. Yo siempre me he pronunciado en el sentido de que el arma más potente que tiene Podemos está en la gente que lo construye día a día. Ningún otro partido tiene una base social tan activa.
–Entonces, usted está por las bases
–Claro, siempre lo he estado.
–Pero eso será difícil de defender de cara a Madrid, donde se impone el criterio oficialista…
–Es que hay que poner las discusiones siempre en términos políticos. En Podemos, por nuestra juventud, no tenemos familia, es decir, no hay grupos cerrados que pugnan entre sí y que tienen posiciones contrarias. Podemos tener alianzas en unas cosas y desacuerdos en otras. Es difícil que nadie tenga la receta para construir un partido que viene de la calle en una organización capaz de gobernar en sólo un año y medio.
–Se lo pregunto de otra manera. ¿Se siente cerca de Madrid?
–Yo me siento cerca de Andalucía.
–¿Y percibe receptividad por parte de la dirección nacional?
–A veces sí y a veces no.

–Pero usted está en Málaga para apoyar a Alberto Montero, el candidato afín a Íñigo Errejón. El oficialista, dicho en otros términos
–Yo voy a apoyar a los candidatos de Podemos y voy a hacer campaña por Podemos, y me voy a preocupar de que la pluralidad en las listas tengan visibilidad.
–¿Qué le parece el candidato?
–Alberto Montero tiene ese perfil de profesional con una larga trayectoria académica, y a nosotros nos aporta solvencia.
–¿Aporta también 15-M?
–Yo no sé si Alberto estuvo en la plaza. Supongo que sí. Allí había también académicos, pero los protagonistas de la historia fueron los ciudadanos anónimos.
–En Málaga, además, el partido se enfrenta a fuertes discrepancias internas porque el secretario general, José Antonio Vargas, dice que no se cuenta con las bases
–En Málaga están los compañeros que ganaron las primarias y que tienen una posición más exigente en términos democráticos con las bases, pero yo también entendía que era necesario llegar a compromisos por la situación de emergencia social tan grave que había. Veo legítima la postura de Vargas, pero en un momento dado algunos compañeros entendimos que había un objetivo mayor, que era echar de las instituciones al PP y al PSOE, y que para eso había que tratar de hacer de Podemos una herramienta útil y no centrada en los debates internos. Esos debates son necesarios y los seguiremos teniendo, porque creo que Podemos se tiene que convertir en una herramienta bastante más democrática; puede mejorar en muchos sentidos, pero ahora lo que toca es echar al PP.
–A eso los críticos lo llaman ‘ceder’
–Bueno, posiblemente sea ceder en pos de un objetivo mayor.

–¿Está al tanto del expediente de expulsión a tres militantes de Podemos en Málaga por ir en las listas de Ahora en Común al Congreso?
–No tengo ni idea de eso.

–¿Por qué es tan difícil esa convergencia entre la izquierda?
–Nosotros decimos que la convergencia hay que hacerla con la suma del pueblo, no con la suma de siglas.

–Una información publicada hace unos días la acusa de que usted no ha donado ni un euro de su última nómina como europarlamentaria
–No hay polémica. He mandado documentación y documentación al periodista pero no ha habido voluntad de corregir la noticia. Yo solicité al Parlamento devolver mi nómina de marzo porque yo dimití el día 5 y me pagaron el mes entero (6.249,90 euros). La funcionaria me dijo que no era nada habitual y que tendrían que consultar cómo se devuelve un sueldo, y en eso estoy todavía. Pero por supuesto que si no puedo devolverlo lo donaré.

 

Noticia original: Diario: http://www.diariosur.es/malaga/201511/14/podemos-tiene-convertir-herramienta-20151114163727.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: